marioneta
Inteligencia emocional

Algunas técnicas de manipulación y cómo evitarlas

Estas son algunas técnicas de manipulación y cómo evitarlas. Son técnicas que podemos encontrar tanto en relaciones personales como en colectivos. Aprender a protegernos de la manipulación, y el lavado de cerebro, nos servirá para recuperar la libertad.

Aislamiento.

Esta técnica se basa en la individualización. La persona controladora o manipuladora poco a poco te aísla de las demás, de tal forma que te deje en una posición de vulnerabilidad.

Puede darse incluso acorralándote como individuo o acorralando tus creencias para que no tengas en qué apoyarlas.

Desde aquí te dará una única opción válida. Una opción que te acorrala y no te permite más que ver una solución a la situación actual.

Cuando una persona, una entidad, una institución sólo te dan una opción poniéndote entre la espada y la pared, es porque previo a eso han generado un bloqueo y aislamiento de tu persona. Evitando que así puedas tener más opciones.

Por ello es importante, en cuanto te sientas sólo o sientas que no sabes que paso vas a dar, apoyarte en varias personas, no para pedirles consejo, sino sobre todo para sentir que tienes apoyos, personas que creen en ti y te aman elijas el paso que elijas.

¡Elije personas, situaciones, noticias que siempre te den opción para elegir!

Autoestima

Un punto necesario en la manipulación es atacar la autoestima o la culpa. Hacerte sentir mal, bien por el dolor de otros, o bien por tus acciones.

“si no haces esto otros podrán sufrir”, “ si elijes tal o cual cosa, todos saldremos perdiendo…”

Son mensajes a los que nos hemos acostumbrado. Bajan nuestra autoestima, nos hacen sentir culpables y nos dejan en una posición donde es más fácil manipularnos.

En medios de comunicación, la culpa es esencial para coaccionar a la población en una dirección determinada.

Cuando en las relaciones personales utilizamos esta forma de manipulación, obligamos al otro a ponerse en una situación de debilidad y condicionamiento emocional. Ante lo cuál no puede arredrarse y avanza aun en contra de sus deseos.

Para salir de esta forma de manipulación lo más importante es tomar conciencia de quién eres, lo que vales y sobre todo saber que tus decisiones, aunque estén equivocadas, son perfectas para tu vida y para nada uno debe sentirse culpable o mal por pensar o actuar de una forma diferente.

Abuso

Para lograr una manipulación en personas determinadas, los manipuladores eligen ridiculizarlas, abusar de ellas, torturarlas psicológicamente. Empiezan a contar sus secretos, a reírse de ellos, a dar la vuelta a sus palabras.

Esta forma de abuso deja a una persona en una situación incómoda donde se rinde y acaba cediendo a la manipulación.

Ante esta forma de manipulación uno ha de sentirse fuerte y consciente de sí. Aprendiendo a vivir con tal honestidad y coherencia que sea lo que fuere que otros opinen de ti, aunque sea mentira, no te importe.

Dependencia y miedo

Para los manipuladores, las víctimas deben creer que dependen de las personas que les están manipulando, ya sea física, emocional o emocionalmente, deben sentirse que necesitan sea como fuere a aquella o aquellas personas que les están manipulando.

Esta es una de las técnicas que más efecto consigue.

Un país entero puede caer en esta trampa de manipulación al creer que necesitan algo que realmente no necesitan para nada. Lucharán, se dividirán e incluso matarán si es preciso por aquello que sienten que necesitan.

Cuando esta situación se está dando, para evitarla, lo más importante es abandonar la necesidad y el deseo unido a esta deuda. Abandonar la sensación de deuda tan grande con quienes nos rodean y comprender que somos capaces de seguir nuestro propio camino solo. Las personas más manipuladas en su infancia se tornan grandes manipuladores, por ello también, a la hora de abandonar estas dependencias con otras personas tenemos que analizar qué dependencias estamos formando nosotros con otros y liberarnos de la necesidad de tener a otros en relaciones dependientes con nosotros también.

Ridiculización

Ridiculizar cualquier pensamiento contrario, de tal forma que las víctimas de la manipulación se vean inmersas en una forma de pensamiento única cuyas oposiciones son totalmente absurdas y estúpidas. Por ejemplo, el término conspiración lo creo la CIA para que nadie investigara sobre el asesinato de Kennedy. Ahora, al utilizar ese término se ridiculiza a cualquier persona que piense fuera de la línea que nos están marcando para seguir.

Para salir de esta forma de manipulación es necesario darse cuenta de la estrategia en dicha ridiculización. Comprender que la persona cae en una trampa donde necesita huir de las realidades opuestas o diferentes a la suya. Su verdad es tan frágil que necesita ridiculizar todas las demás verdades para poder asirse a ella con más fuerza.

Educación

Una educación basada en la repetición, con actividades físicas intensas, ayudará a no dar la posibilidad de que piensen por sí mismas.

Salir de esta forma de manipulación es romper el bucle de pensamiento repetitivo. Buscar formas de pensamiento originales y creativas.

Hablar al otro como si fuera un niño pequeño

Tal vez la técnica más llamativa e insultante pero más efectiva y que constantemente vemos, es cuando el manipulador trata a la víctima como un niño pequeño. No le explica más que lo básico y le hace creer que todo es demasiado complicado como para que profundice en esa información.

Poco a poco la persona se ablanda y permite que piensen por ella.

Esta forma de pensamiento se evita enfrentando al otro y saliendo de la torpeza mental. Los paradigmas que nos hayan enseñado, la sensación de que no seamos capaces, o que no estamos preparados o que no somos suficientes, hay que romperla y comenzar a hablar al otro y tener conversaciones con coherencia e inteligencia.

Cuando alguien sólo nos habla como si fuéramos un niño pequeño, tenemos que dar por sentado que no nos quiere o no nos va a decir toda la verdad. Ya sea que ese alguien es un familiar, una amistad o un político.

Fatiga

Esta técnica es fácil utilizarla y este mismo año hemos podido tener muestras de ella con el bombardeo mediático y la ansiedad provocada.

Cuando un manipulador apoya la falta de sueño, logra desorientación y esta desorientación por el agotamiento mental, se utilizará posteriormente para dictar cualquier línea a seguir.

Para esta forma de manipulación es importante aprender a observarse a sí mismo y comprender cuándo estamos en condiciones de seguir y tomar decisiones, y cuando necesitamos descansar. Aprender a dejar a un lado las cosas para razonarlas y decidirlas cuando sintamos que es el momento para nosotros es una forma de respeto hacia nosotros mismos.

Música repetitiva

Si escuchamos una música repetitiva, está demostrado que entramos en un pulso hipnótico. Por esta razón, muchos medios de comunicación, en ciertas entrevistas, y en ciertas disertaciones, ponen música de fondo repetitiva que de un modo constante inducen a las personas a un estado Alfa logrando así influir en ellas más fácilmente.

La mayor parte de los oradores actuales que sólo venden “humo” utilizarán música de fondo a modo de lograr que el público aplauda y avance por un camino sin saber ni si quiera porqué lo han elegido.

Para salir de esta forma de manipulación hay que desarrollar una mente despierta y activa. Reconociendo los propios ritmos cerebrales y cómo salir de estados de autohipnosis rápidamente.

Repetición

Lo mismo que la música repetitiva, un mensaje repetido, con las mismas palabras, el mismo tono, la misma frecuencia, logra incidir en el subconsciente atrapando a la persona en ideologías que de otra forma no apoyaría.

Cuando a un niño o niña se le entrega un mensaje repetitivo, sobre todo un mensaje repetitivo de algo que ya conoce, el niño colapsa mental y emocionalmente y llega un momento en que se rinde sintiéndose incapaz de pensar por sí mismo.

Esta forma de manipulación se rompe dejando de responder y seguir el hilo de esta conducta. Incluso para niños es adecuado dejar de repetir y repetir pensando que así aprenderán más fácilmente o integrarán conceptos. Es muy importante romper con esta forma de educación y aprender a enseñar en la espontaneidad, confianza y en el uso de la inteligencia.

Una vez que un concepto se ha aprendido, tan sólo basta con utilizarlo en otro contexto, y luego de forma natural ya estará integrado. Repetirlo nunca sirve para aprenderlo, sólo sirve para que la persona no aprenda nada más y deje de pensar por sí misma.

Cuando alguien no para de repetir lo mismo, debemos cortar ese mensaje, apartarnos de él. Pues esa persona, entidad, o lo que fuere, no nos está informando, sino que busca colapsar nuestra capacidad de raciocinio repitiendo una y otra vez la misma información.

Segmentar a las personas

Una vez que se ha logrado un lavado de cerebro, lo importante es segmentar a la población, de tal forma que los que piensen de determinada forma sólo se relacionen con aquellos que piensan igual.

Es una técnica muy utilizada en sectas, pero también en relaciones personales, y hoy en día en todos los países del mundo con las noticias actuales.

Al dividir a la población se protegen los mensajes que ya han sido aceptados e integrados.

Así se genera una relación de unos contra otros. Hay que defender el mensaje, hay que diferenciar claramente entre los que piensan de una forma y los que piensan contrario. Así se logra que la manipulación surta mucho más efecto.

Mensajes subliminales

A través de mensajes e información que no somos capaces conscientemente de discernir, se busca trastocar la mente y dirigirla hacia donde no nos gustaría ir.

Amor

Cuando la culpa, la baja autoestima o incluso la segmentación ya hizo efecto, para el manipulador es importante lograr un sentimiento de amor, paz, compasión, un sentimiento positivo de tal forma que las personas manipuladas se sientan bien consigo mismas por las elecciones que han tomado.

Para salir de esta forma de manipulación basta percatarse del juego de la adulación. La manipulación busca de alguna forma cambiar la conducta de las personas, por ello suele utilizar entre otras cosas premios y castigos. Agradecer un premio porque hemos logrado un cambio de conducta es interesante cuando hemos aceptado ese cambio de conducta, por ejemplo al dejar una adicción, pero no es lo mismo cuando viéndonos sometidos a la manipulación y coacción, dirigimos todos nuestros esfuerzos en ser lo que otros esperan que seamos.

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Articles

lions
Inteligencia emocional

Desarrollando la Asertividad

Ante un conflicto podemos mostrarnos con un comportamiento: pasivo, pasivo-agresivo, agresivo o...

flor
Inteligencia emocional

Sanación cuerpo, mente y espíritu

Tu cuerpo, es tu templo sagrado. El arca de la alianza, la...

Inteligencia emocional

Estrategias del bullying

Los conflictos en las relaciones son naturales y contínuos, y aprender a...

Inteligencia emocional

La mente simbólica

¿Porqué son simbólicos los sueños? ¿Qué cualidad de nuestra mente simboliza la...