Creatividad y arte

Poesía: tu mirada

Poesía de amor del cielo. De ese amor que había en todas las cosas, de esa búsqueda que está en todas las personas. Más allá de lo conocido y del presente.

De todas las luces que hay en el cielo, hay una que me recuerda a ti.

Tu mirada es como la sonrisa de aquella estrella,

igual se agita en el firmamento. Igual me agita en el alma.

Y si mi alma estaba dormida, el día que ve la estrella despierta,

y si mi alma cabalga con mucha prisa,

el día que mira la estrella que tanto me recuerda a ti,

recupera la calma.

Y tu mirada es tan hermosa que cuando miro a la estrella,

dejo de ser yo y me convierto en el resplandor de un sol del

que ni si quiera su nombre puedo nombrar,

pues tal vez ni si quiera existe.

Tu quién eres, que en mi corazón caminas descalzo.

Tu quién eres que cuando te miro dejas de estar

y cuando no te miro tus huellas me transforman.

Quién eres que mi mente se divide en dos,

aquella que te observa y te adora,

aquella que no te tiene y te continúa siguiendo hasta el infinito ocaso,

y ya de nuevo, otra vez dormida, me encuentro en tu almohada abriendo los ojos

y regresa toda mi felicidad.

Quién eres tú, que sin verte, te reconozco, te amo.

Tú que no estas, pero habitas en todas partes

que no me tienes, pero desnuda me descubres buscándote.

Ya no hay marcha atrás, cuando mis ojos se entreabren allí te presentas

pero cuando duermo, en esas noches largas, oscuras, parece que no hay nada,

ni tu, ni la estrella, ni el resplandor del Sol

y luego despierto, y ¡ay!, qué belleza tu aliento, tu amor.

Ya no estoy en ninguna parte, sólo en tu recuerdo, mirando

ya ni si quiera miro, me apoyo en lo que algún día has dicho:

Lo repito, me repito, te siento

Cabalgo buscándote;

caminas buscándome a mi.

Y cuando de nuevo nos encontramos

qué dulce es mirarte y estar a tu lado.

Nos apartamos un día, descalzo, desnuda, brillando la estrella en el firmamento,

y no hay nada más en el cielo, sólo habita tu mirada en ese resplandor,

y no hay más en mi pecho que este amor

que no es de nadie

pero todo lo que existe lo mira y lo sabe

tan profundo que no tengo fuerza para no verlo

tu mirada en mi pecho desnudo

tu rostro que se apoya en mi

y te amo

y tu, renovado, sobre mi,

tu mirada en una estrella continua rozando mi mente infinita

pero ahora tu estás aquí

en mis brazos

dormida

ligera de tu viaje largo

¿Quién eres? Tú

¿Qué haces? Amanecer

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Articles

mar
Creatividad y arte

Poesía Ser océano

Hay mucha lucha en ti; abandona el intento de ser más de...

Creatividad y arte

La desvalorización de la cultura ancestral

La cultura ancestral, las antiguas tradiciones, se fundamentan en un lenguaje que...

Creatividad y arte

La vida es tuya

Abre el corazón a tu propio reflejo. Tal vez ese ojo huraño...

ojos
Creatividad y arte

Alegoría al descaro

Estamos en esos tiempos que la albañilería, la costura, la cocina se...